Flores

flores
Ven conmigo, niña mía
Observa. Mira.
Dime ¿qué ves?
¡Qué ingenioso!
Nada queda de las piedras
Flores hay en su lugar.
Con debilidad, crecieron.
Se hicieron fuertes y hermosas.
Con lágrimas pude regar.
El cansancio fue su abono.
No soledad.
No abandono.

Lo perdido fui juntando
lo ¿ridículo? ¿absurdo?
¿inútil? Utilicé.
Nada puedo hacer con orgullo y vanidad
Es lo otro lo que quiero.
Es lo otro lo valioso.
Nada es despreciable.
Todo lo aprovecho.
Escucha. Atiende bien:
Lo que te inquiete,
Lo que te preocupe:
¡Nada de guardarlo!
en Mis manos lo pones.
Todo. Lo quiero todo.
Con ello en tu bolsillo nada puedo hacer
Con ello, en Mi corazón, todo lo puedo transformar.
Es amor mi niña
¿lo entiendes?
¿lo sientes?
Anda, ve
Disfruta con las flores.
En tus manos las dejo.
Cuídalas bien.
Yo me encargo de las piedras.
Atiende, tú ,mi jardín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s