nadar contra corriente

nadar
Se dice que “ser cristiano es ir contra corriente “.  Lo pienso detenidamente y no me cuadra,  si ser cristiano implica nadar en la dirección del amor y te involucras en ello no tiene sentido pensar que vas contra corriente más bien habría que pensar que vas a favor de la corriente. 

Jesús  lo tenia claro. Amaba al  Padre y hacia El se dirigía. 

Cuesta ponerse en marcha, lanzarse al vacío, cuando piensas que efectivamente vas contra corriente pero si piensas en la otra dirección del río y lo que te impulsa a nadar es el amor, si tienes la certeza de ir hacia la corriente, la visión y la motivación cambia 

Lo que antes veías como obstáculos se convierten en posibilidades  

Jesús no luchaba, amaba.  Tenia el timón del barco perfectamente dirigido al Padre. Tal vez iba solo, pero iba bien dirigido.  Tal vez eso es lo que nos lleva a error.  pensar que lo que hace la mayoría es la dirección correcta pero ¿y si fuera al revés? 

Tal vez son los demás los que van contra corriente. 

No nadaba Jesús  contra corriente,  todo lo contrario . Nadó siempre a favor de la corriente.  Se dirigía al Padre. Nunca cambió de rumbo a pesar de las olas. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s