La madre

la madreCojo la Biblia y empiezo a leer a San Marcos. Me sorprende que,  directamente, presente a un Jesús adulto. No habla para nada de su infancia.

No se anda con rodeos.  En la primera línea ya menciona la buena noticia. Es lo urgente proclamar y va directo al grano.

Este comienzo del evangelio de San Marcos me ha hecho pensar en la madre de Gabriel.

Nada sabíamos de ella hasta hace poco, nada sabemos de de su infancia, aparece como mujer adulta y, como Jesús, nos da una lección de humanidad.

Lección que a todos nos sobrecoge pero a la que hacemos oídos sordos.

Bien claro que dijo que no se hablara de ciertos temas y que no publicasen fotos . Ha dado igual.  El morbo es el morbo.

No basta con saber que una criatura ha fallecido en trágicas circunstancias.  Es importante saber todos los detalles y ahondar todo lo que se pueda en la herida de esa familia.

Rezo por ti madre ejemplar, a todas horas. Tu hijo descansa en paz pero creo que, a ti,  no te van a dejar tranquila. Es triste muy triste.

No te canses de ser como eres.  Una madre genial. Un ejemplo para todos. Aunque,  como ocurrió con Jesús, primero te aplaudan y luego no te hagan ni caso.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s