Buenos días

buenos diasBuenos días Padre:

Dispuesta a empezar un nuevo día.

Te escucho, te atiendo, rezo.

Tampoco quiero, hoy, hacer mi voluntad sino la Tuya.

Por eso, díme ¿qué puedo hacer de la mano de María?

A ella acudo, es mujer, yo, también.

Me puede aconsejar, me puede comprender, me puede guiar.

No me puede faltar su compañía.

¿Dónde quieres que vaya? ¿a quién atiendo? ¿a quién escucho? ¿a quién le hablo?¿a quién felicito? ¿algún enfermo?

¿cole? ¿compra? ¿catequesis? ¿web? ¿blog? ¿baile? ¿estudiar francés? ¿leer?

¿Cuál es tu voluntad para este instante?

Bueno, sea lo que sea que quieras que haga en este día, no olvido llevar pañuelos. Es un elemento imprescindible.

Nunca se sabe si por el camino habrá alguien llorando,(de tristeza, alegría, emoción) que lo necesite y no tenga; o, si es uno mismo el que acaba necesitándolo.

¡Vamos con ello! comenzamos el día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s