Acróstico

Hablando con un sacerdote me comentó que para reflexionar sobre varios temas usaba un acróstico. De vez en cuando se preguntaba ¿qué tal van mis MODAS? Eso le daba pie a pensar que tal iba de…

Mente, Oración ,Deporte, Alimentación, Salud.

Me gustó la idea y pensé en utilizarla pero añadiendo alguna letra para incluir: trabajo, familia y amigos.

Por ello, a su “MODAS” quería añadirle las letras T, F y A pero no se me ocurría ninguna palabra.

Pensé pues en cambiar los temas. Familia y amigos se me ocurrió englobarlos en Relaciones. Trabajo lo cambié por Productividad y Deporte por Ejercicio.

De ese modo me salía la palabra PROMESA. Me gustó porque tenía un doble sentido.

Cuando me pregunte a mi misma ¿qué tal va tu promesa? Pensaré, como voy de..

Productividad, trabajo

Relaciones: amigos, familia, vecinos..

Oraciónacrostico

Mente

Ejercicio

Salud

Alimentación

Pensaré en todos esos temas pero también me haré la pregunta tal cual ¿qué tal va aquello que prometiste? ¿has cumplido tu promesa?.

Comparto la idea por si a alguien le sirve.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s