El zapatero de Dios

Zapato de cristal sólo había uno. Sólo una podía ser la elegida

No ocurre lo mismo con el “zapatero de Dios”. Es enorme. Tiene tantos zapatos como personas hay. Todos diferentes, todos personalizados. No hay dos iguales. Tiene un diseño especial para cada uno.

 No hay que esperar un baile, una ocasión especial, para poder ponérselos.zapato

Ocasiones de bailar, de ponerse un traje espectacular, hay pocas, pero momentos de estar con el Príncipe, lo son todos.

No hace falta ir a una fiesta para sentirse especial. La misma sensación se puede tener en la cocina, incluso, aunque se te queme la comida.

Lo importante no son los zapatos, el vestido. Lo importante, es la pareja, No esperes a que ocurra algo especial para ser feliz, ya ha ocurrido. Desde que abriste los ojos, Dios quiere ser tu compañero, tu pareja en la vida: ya sea fregando, cogiendo el autobús, en la compra, en…

No te preocupe no saber bailar, si le dejas, El te marcará los pasos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s